Hoy en día contraer una deuda es muy fácil, pero es muy difícil poder salir de ellas. Puede tomar solo unos pocos meses crear decenas de miles de dólares en deuda, pero a veces se necesita décadas para pagarlas.

4 de cada 10 personas usan sus tarjetas de crédito para pagar sus compras, mientras que otras se endeudan solo para cubrir la hipoteca.

Todos los que pagan sus deudas lo hacen de una manera diferente. Para lograr reducir las deudas debes reducir tus gastos variables y colocar el dinero adicional para los pagos de esas deudas. Aquí hay algunas maneras de salir de las deudas de manera inteligente.


1. Analiza tus gastos y evita nuevas deudas.

Si deseas controlar tu deuda, comienza por conocer tus patrones de gastos e identificar los gastos que sean innecesarios. Durante un mes, anota cada centavo que gastas, incluso esa taza de café de $2 o una revista de $4. Esto te dará una Idea clara de cuanto de tus gastos son fijos y cuánto es variable.

Por lo general los gastos variables son aquellos mas fáciles de controlar, ya que puedes analizar cada gasto y determinar si realmente es algo necesario, si no lo es simplemente no lo consideres y sigue adelante.

Esto no te sacará de las deudas rápidamente, pero al menos tu deuda no empeorará. Cuando continúas agregando deuda mientras la está pagando, no progresarás mucho. Reduce tus tentaciones de crear más deudas cortando sus tarjetas de crédito o incluso congelando tu crédito.


2. Realiza un listado de todas tus deudas.

Necesitas saber exactamente cuánto debes, cuánto interés estás pagando y a quién, principalmente con tus tarjetas de crédito.

Haz una lista de todas tus deudas y el interés que se le paga por cada una. Ordénalos por la tasa de interés, de la más alta a la más baja, de esta forma podrás establecer prioridades de pago y sabrás que deuda debes eliminar primero.

Una vez que hayas sumado toda la deuda, calcula cuánto puedes pagar razonablemente cada mes.


3. Establece prioridades de pago.

Una vez que determines la cantidad máxima que puede pagar cada mes, paga la deuda con la tasa de interés más alta primero, lo que generalmente significa el saldo de su tarjeta de crédito, mientras pagas al menos la cantidad mínima mensual adeudada en todas las demás deudas.


4. Incrementa tus pagos mensuales.

Si solo estás pagando el mínimo de tus deudas, le llevará más tiempo salir de las mismas. En el momento en que finalmente pagues tu saldo con pagos mínimos, es probable que hayas pagado el doble o incluso el triple del valor original.

Está bien pagar el mínimo en tus tarjetas de crédito cuando tienes una estrategia de pago de la deuda que requiere que hagas un gran pago en una de tus tarjetas de crédito.

Pero si tienes la posibilidad de realizar abonos mayores intenta hacerlo de esta forma reducirás el capital endeudado y con ello reduces también los intereses por pagar.


5. Construye un fondo de emergencia.

Un fondo de emergencia puede sonar contradictorio si está tratando de salir de la deuda, ya que podría estar usando ese dinero para pagar tu deuda en lugar de quedarse en una cuenta de ahorros. Sin embargo, un fondo de emergencia puede evitar que generes más deuda al proporcionarle una red de seguridad que puedes utilizar en lugar de una tarjeta de crédito cuando surge una emergencia.

El fondo de emergencia ideal es de seis a doce meses de gastos de subsistencia, pero concéntrate en acumular al menos $ 1,000 en el corto plazo.


6. Intenta aumentar tus ingresos.

Considera si hay alguna manera de aumentar tu ingreso neto. Puedes obtener ingresos adicionales por reembolsos de impuestos o busca alguna forma de generar un flujo de ingreso adicional, trabajando horas extras o desarrollando algún negocio por internet, esto te ayudaría a realizar un mayor abono a tus deudas y reducirlas rápidamente.

Hoy en día existen grandes posibilidades de generar nuevos negocios por internet, debes conocer como funcionan y ver cual de ellos se puede acoplar a tus conocimientos y habilidades.


7. Mantén tu enfoque y rompe el circulo.

A medida que comienzas a escapar de la deudas, puede ser tentador recompensarte al derrochar un nuevo smartphone o una cena cara. Pero solo unas pocas compras pueden borrar todo tu sacrificio y trabajo duro. En su lugar, compra cosas con efectivo o con tu tarjeta de débito, y piensa detenidamente antes de asumir una nueva deuda.

Las deudas son algo difícil de vencer, pero no son imposibles, debes aplicar estos consejos y mantener tu enfoque de reducir o incluso eliminar por completo todas tus deudas.